El balón suizo es un efectivo aliado en el mundo del fitness para tonificar el vientre, mejorar la postura y aliviar algunos dolores.
Si tienes molestias de espalda pregunta a tu fisioterapeuta antes de realizar ningún ejercicio por tu cuenta. En AXA Health Keeper estamos para ayudarte. Regístrate.

Fitball. Qué es

El fitball o balón suizo es una pelota de plástico de gran tamaño, hueca y llena de aire que se usa como accesorio para realizar ejercicios de tonificación y fortalecimiento. Aunque nació en los años 60 como método de rehabilitación terapéutica, hoy día es un complemento esencial en el entrenamiento funcional y en rutinas de acondicionamientos.
De acuerdo con la Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness (FEDA), su uso en los gimnasios está cada vez más extendido, ya que reporta numeroso beneficios: ayuda a endurecer varios grupos musculares, mejorar el equilibrio y aliviar dolores de espalda.
Gracias a su forma y ergonomía, con el fitball pueden realizarse ejercicios específicos para trabajar los abdominales, ganar equilibrio y hacer estiramientos. Además, permite ejecutar una gimnasia de bajo impacto, estabilizar la columna vertebral y fortalecer el core (parte central del cuerpo implicada en el movimiento).

Abdominales con fitball

– Crunches: apoya la zona lumbar en el balón, con la piernas flexionadas y ligeramente abiertas (algo más que la anchura de la cadera). Coloca las manos entrelazadas por detrás de la cabeza. Eleva el tronco mientras activas las piernas y el abdomen. Tal vez tengas que corregir el equilibrio para no balancearte. Haz 50 repeticiones.

– Planks: apoya los antebrazos en el fitball y mantén el resto del cuerpo recto y tieso, como una tabla, con los pies sobre las punteras. Encoge y estira las rodillas, sin que la espalda se arquee, para ello trata de llevar el ombligo hacia la espalda.

Pelvis: túmbate apoyando la espalda en el suelo y los brazos estirados a lo largo del cuerpo. El balón queda entre las piernas, bajo las rodillas. A continuación, sube la cadera separando los glúteos del suelo y aprieta las piernas. Aguanta unos segundos arriba y baja el tronco, sin que llegue a apoyarse. Realiza, al menos, 25 repeticiones.

Pilates con fitball

El método Pilates ha evolucionado enormemente en los últimos tiempos, tanto incorporando nuevos ejercicios como elementos para desarrollarlos, como es el del fitball.
Fue Collen Craig, instructora certificada de Pilates, quien desarrolló en 2001 una técnica de acondicionamiento corporal única al adaptar el método al balón. En este sentido, el uso del fitball agregar resistencia, más dificultad y variedad al matwork.
Te presentamos unos ejercicios de Pilates con fitball:

Rodar el balón: sentado sobre el fitball y con la espalda recta, camina poco a poco hacia delante, mientras intentas mantener apoyada la espalda sobre él, buscando una línea recta entre las rodillas, cadera, espalda y cabeza. Haz lo mismo pero marcha atrás para regresar a la postura original. Repite 5 veces.

Rotaciones de columna: siéntate sobre el balón, estira los brazos hacia los costados (en cruz) y pon las palmas mirando hacia abajo. Luego, empieza a rotar el torso hasta quedar totalmente mirando a un lado, llegando con los brazos en línea y medio de las piernas. Repite 5 veces en cada costado.

Asimismo, el balón suizo es una herramienta útil para tonificar el suelo pélvico. El constante desequilibrio que ofrece el fitball hace que se trabaje más la musculatura de la abdominal. De ahí, que se incluya en numeroso ejercicios para embarazadas.
Si estás embarazada, antes de practicar cualquier movimiento físico, es preciso que lo consultes con tu médico.