Quien más y quien menos ha sufrido acidez o ardor de estómago alguna vez. Es una molestia soportable, pero que puede hacer muy pesada tu digestión. Para aliviar los síntomas existen los antiácidos. Pero algunas personas abusan de ellos. ¿Son realmente buenos los antiácidos para combatir ardor de estómago?
En AXA Health Keeper tienes especialistas en digestivo y endocrinos que darán respuesta a todos tus problemas de estómago (colitis, intolerancias, intoxicaciones, etc). Regístrate aquí.

Qué es la acidez o ardor de estómago

La acidez de estómago o pirosis es una sensación de ardor que se puede producir localizada en el estómago, por irritación de las mucosas digestivas o bien más arriba, a nivel del esófago e incluso hasta la garganta, cuando los jugos gástricos ascienden.
En el estómago esta acidez puede ser debida a una úlcera, a un tratamiento prolongado con antiinflamatorios o a un exceso de producción ácida (Síndrome de Zollinger-Ellison).
Por otro lado, las paredes del esófago se irritan porque no están protegidas de la secreción ácida. Esto puede deberse a una hernia de hiato o a ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico).

Ardor de estómago causas

Además de las causas anteriormente nombradas, el ardor de estómago puede ser debido a una comida muy copiosa, alimentos picantes o muy grasos o bebidas con gas, cafeína o alcohol. Además, comer con estrés o ansiedad, hacer ejercicio tras la comida, o tumbarse inmediatamente después de comer, favorecería este proceso.

Cómo quitar el ardor de estómago: Los antiácidos.

Para combatir el daño de los jugos gástricos se utilizan los famosos antiácidos. Los que más se utilizan para aliviar la sintomatología habitual son:

  • Antiácidos que neutralizan la acidez alcalinizando el medio. Son rápidos y de corta duración. Por ejemplo, el bicarbonato sódico o el hidróxido de magnesio de aluminio.
  • Bloqueadores de H2, que reducen la cantidad de ácido en el estómago. Su efecto es algo más duradero. Por ejemplo, la ranitidina (Zantac®) y la famotidina (Pepcid®)
  • Inhibidores de la bomba de protones, que suspenden la secreción ácida. Son los que mejores resultados obtienen. El más conocido es el omeprazol.

son seguros los antiácidos?

¿Son buenos los antiácidos?

Aunque algunos antiácidos se puedan tomar sin receta médica, no se debe abusar. Los posibles efectos secundarios son generalmente leves (dolores de cabeza, diarrea, estreñimiento, náuseas…) y desaparecen en poco tiempo.
Un reciente estudio, publicados en el Journal of the American Medical Association apunta a un posible déficit de vitamina B12 en personas que tengan un consumo abusivo de omeprazol, por periodos prolongados. También se han descrito casos de efecto rebote en personas que consuman de forma habitual bicarbonato, ya que el estómago reaccionaría produciendo más cantidad de ácido.
Por otra parte, el hidróxido de aluminio y el de magnesio también tienen detractores, puesto que, si se consumen sin control y de manera prolongada podrían acumularse en el organismo y dar lugar a vómitos, estreñimiento e interferir en la correcta absorción del calcio.
Las personas con problemas renales, problemas del sistema inmunológico o con déficit de calcio deberán consultar con su médico sobre la conveniencia o no de tomar cualquier tipo de antiácido.
No te automediques. Consulta a tu médico si necesitas un protector de estómago o sufres ardor frecuentemente. En AXA Health Keeper estamos para ayudarte.